recorrer el arte y perderse entre sus pasillos.

sorprenderse ante las nuevas propuestas y recordar los grandes valores que las fundamentan

el arte en relación con nosotros...

lunes, 5 de julio de 2010

ANGEL RAMA, EXPLORADOR DE LA CULTURA



centro cultural de españa en montevideo









ESPAÑA COOPERACIÓN CULTURAL EXTERIOR
MARTES 6 de julio , 19 HS.

CENTRO CULTURAL DE ESPAÑA - RINCÓN 629 / MONTEVIDEO URUGUAY (5982) 9152250 - WWW.CCE.ORG.UY


INAUGURACIÓN DE LA EXPOSICIÓN
ÁNGEL RAMA, EXPLORADOR DE LA CULTURA

adjuntos: 0381_Rama.jpg



ANGEL RAMA, EXPLORADOR DE LA CULTURA
Curadora: Rosario Peyrou


Crítico, ensayista, editor, docente, teórico de la cultura, Ángel Rama (1926-1983)
es una figura clave del pensamiento latinoamericano. El despliegue de talento que
hizo en la prensa, en revistas literarias, coloquios, proyectos editoriales e
investigaciones académicas, dentro y fuera del país, fue el resultado de una obsesión:
la creación de una literatura y la formación de un público lector, dos condiciones que
sentía fundamentales para la constitución de una cultura latinoamericana sólida,
democrática y consciente de su originalidad. Esta exposición busca dar cuenta, a
través de cartas, testimonios de escritores y abundante material fotográfico,
de esa rica trayectoria intelectual.

EXPOSICIÓN DECLARADA DE INTERÉS MINISTERIAL POR EL MINISTERIO DE EDUCACIÓN Y CULTURA.



ESTA MUESTRA PERMANECERÁ ABIERTA HASTA EL SÁBADO 28 DE AGOSTO.




    Crítico, ensayista, investigador, editor, periodista, docente, Ángel Rama fue un apasionado explorador de la cultura. Interesado tanto en el descubrimiento de lo nuevo como en la relectura crítica del pasado, y especialmente en las relaciones entre literatura y  sociedad, no hubo sin embargo nadie más alejado que él de la figura del erudito encerrado en su gabinete. “Se sospecha que no duerme nunca”, escribió Carlos Real de Azúa, para describir el vértigo de actividad que fue su vida intelectual. Tenía una curiosidad abarcadora y sentía con urgencia su trabajo como parte de un proyecto transformador de la realidad latinoamericana. El enorme despliegue de talento que hizo en la prensa, en revistas literarias, coloquios, proyectos editoriales  e  investigaciones académicas, fue el resultado de una obsesión:  la creación de una  literatura –la literatura latinoamericana–  y la formación de un público lector. Sentía  trascendente ese proyecto porque la idea de una América Latina moderna y superadora de su condición dependiente se basaba, desde su punto de vista,  en la constitución de una cultura sólida, democrática y consciente de su especificidad. Por eso, él que era un moderno renacentista por la amplitud y diversidad de sus intereses,  podía decir que  “la crítica, como los escritores, vive en la calle”.
   Desde el semanario Marcha y la editorial Arca había establecido desde muy temprano vínculos entre la producción literaria de las distintas regiones latinoamericanas y abierto canales para el  intercambio. Cuando en los años 70 le tocó abandonar el país, convirtió el exilio en un acicate para  profundizar sus conocimientos, afinar su método crítico  y plasmar en la monumental Biblioteca Ayacucho el canon de  la más importante producción cultural del continente.
    Fue, en ese sentido, una figura clave. Porque la literatura es mucho más que la suma de una serie de obras: es también una tradición, un sistema de  relaciones, un mapa de afinidades y oposiciones siempre cambiantes. Puede haber escritores y obras, pero sin una mirada crítica que las ponga en relación, no existirá una literatura. No es exagerado decir que la literatura latinoamericana de la segunda mitad del siglo XX no sería la misma sin Ángel Rama.
                                                                                                   Rosario Peyrou
                                                                                                   Curadora



 MÁS INFORMACIÓN SOBRE CADA ACTIVIDAD 

No hay comentarios:

pasen y vean...

Bienvenidos, experimenten, con lo que les entregamos y dejen sus comentarios, pues al fin y al cabo, ustedes ya son parte de este laberinto. Un lugar donde los artistas, las obras y el público, caminamos juntos y nos encontramos en cada rincón, siendo los actores de la cultura de este mundo...