recorrer el arte y perderse entre sus pasillos.

sorprenderse ante las nuevas propuestas y recordar los grandes valores que las fundamentan

el arte en relación con nosotros...

miércoles, 17 de octubre de 2012

Guitarra Negra/ Alfredo Zitarrosa




Guitarra negra

(Alfredo Zitarrosa)
Introducción
Cómo haré para tomarte en mis adentros, guitarra... Cómo haré para que sientas mi torpe amor, mis ganas de sonarte entera y mía... Cómo se toca tu carne de aire, tu oloroso tacto, tu corazón sin hambre, tu silencio en el puente, tu cuerda quinta, tu bordón macho y oscuro, tus parientes cantores, tus tres almas, conversadoras como niñas... Cómo se puede amarte sin dolor, sin apuro, sin testigos, sin manos que te ofendan... Cómo traspasarte mis hombres y mujeres bien queridos, guitarra; mis amores ajenos, mi certeza de amarte como pocos... Cómo entregarte todos esos nombres y esa sangre, sin inundar tu corazón de sombras, de temblores y muerte, de ceniza, de soledad y rabia, de silencio, de lágrimas idiotas...

Allanamiento
Hoy anduvo la muerte buscando entre mis libros alguna cosa... Hoy por la tarde anduvo, entre papeles, averiguando cómo he sido, cómo ha sido mi vida, cuánto tiempo perdí, cómo escribía cuando había verduleros que venían de las quintas, cuando tenía dos novias, un lindo jopo, dos pares de zapatos, cuando no había televisión, ese mundo a los pies, violento, imbécil, abrumador, esa novela canallesca escrita por un loco... Hoy anduvo la muerte entre mis libros buscando mi pasado, buscando los veranos del 40, los muchachitos bajo la manguera, las siestas clandestinas, los plátanos del barrio, asesinados, tallados en el alma... Hoy anduvo la muerte revisando mi abono del tranvía, mis amigos, sus nombres, las noches del Café Montevideo, las encomiendas por la Onda con olor a estofado, revisando a mi padre, su Berreta, su Baldomir, revisando a mi madre, su hemiplejia, al Uruguay batllista, a Arístides querido, a mis anarcos queridos bajo bandera, bajo mortaja, bajo vinos y versos interminables... Hoy anduvo la muerte revisando los ruidos del teléfono, distintos bajo los dedos índices, las fotos, el termómetro, los muertos y los vivos, los pálidos fantasmas que me habitan, sus pies y manos múltiples, sus ojos y sus dientes, bajo sospecha de subversión... Y no halló nada... No pudo hallar a Batlle, ni a mi padre, ni a mi madre, ni a Marx, ni a Arístides, ni a Lenin, ni al Príncipe Kropotkin, ni al Uruguay ni a nadie... ni a los muertos Fernández más recientes... A mí tampoco me encontró... Yo había tomado un ómnibus al Cerro e iba sentado al lado de la vida... Pasé frente al Nocturno y la vida había pintado unos carteles... Pregunté en una esquina por la hora, y en la bolsa del hombre que me dijo la hora iba la vida, junto con su almuerzo... Hoy dejaré las puertas y las ventanas de mi casa abiertas... y la noche entrará por todas las ventanas de mi casa, por todas las ventanas de todo el barrio, por todas las ventanas de todos los cuarteles y de todas las cárceles, por todas las ventanas de los hospitales... la noche entrará, cabeceando, saltará para adentro, sombra a sombra a la luz del farol... y se echará en el piso como un perro... y aguardará hasta la madrugada... Hoy... dejaré las puertas y las ventanas de mi casa, abiertas, para siempre...

La casa
... Mi corazón está mejor sitiado que mi casa... mi casa, más cercada que mi barrio... mi barrio, cercado por mi Pueblo... En mi barrio vive el Presidente, cercado por un muro casi derrumbado...

Uruguay for export
Temblando, con el frontal partido por el marrón, por el marronero, cae sobre sus costillas, pesada como un mundo, la res... Cae con estrépito, de bruces sobre el cemento... balando al descuajarse su osamenta, ya sólo un pobre costillar enorme, ya sólo un pobre cuero y sangre, media tonelada de huesos astillados, hincados en toda esa vida temblorosa y atónita... Ahí se va alzando, como un pesado pingajo, atrapada por la pata por un gancho que le salta arriba, que la alza por un ojal abierto en el garrón de un cuchillazo en plena estupidez sentimental, en plena media tonelada de monstruoso dolor, incomprensible, absurdo, balando, plañidera y tonta, como un escarabajo que no piensa, mientras medita lentamente por qué duele tanto y por qué duele qué parte de quién que es ella misma, la res, abierta al descuartizamiento atroz por todas partes, que nunca habían dolido y que eran tantas partes, tan extensas... y que pastando nunca habían dolido... haciendo leche, esperma, músculos, crin y cuero y cornamenta viva, que eran la vida misma manando hacia sus adentros, vibrando tiernamente como un sol cálido hacia sus adentros... y nunca habían dolido... Ya está colgada... Las patas delanteras se enderezan, se endurecen y avanzan hacia adelante y hacia arriba, implorantes y fatalmente rígidas, rematadas en cortas pezuñas que hace un instante amasaban el barro del corral, el estiércol de otros cien balidos, dinosaurios del siglo de las máquinas, nacidos para morir de un marronazo... Ahora ya es carne azul colgada en la heladera: "Uruguay for export"... Aquella res, que murió de un marronazo, cayó y tembló todo el frigorífico... Aquella otra res que recibió el marronazo en plena frente, de dos dedos de espesor, mientras entraba al tubo desconfiando porque allí no había pasto, alcanzó a comprender que había otra res delante, balando, que ya se la llevaba el gancho... y cayó detrás, también, y el cemento tembló bajo esos huesos... Aquella otra res, que esquivó el marronazo y que cayó también, con un ojo reventado y una guampa partida, deshecha, también cayó y tembló la tierra, tembló el marrón, tembló el marronero; la res, murió temblando de dolor y de miedo... de un marronazo en plena frente "for export" del Uruguay...

Flor show (por vals)
En la punta del agua... una flor blanca, luminosa, de quince dólares, se hace chispa, se abulta, se diluye, chorrea entre otras flores más pequeñas, llora, se agita, la catapulta el chorro de agua y sube como bola en el aire... Está naciendo siempre, mientras el agua canta en esa fuente de la boîte... Entre aplausitos, al compás de la orquesta, blanda flor blanca, acuosa, nostalgiosa en el aire... subida en los aplausos como espitada, hendida, empitonada... gime y llora en la noche, tira estrellas bailando bajo el humo, renace, llora por el chorro azul-blanco de la fuente como si fuera planta que la cría -y que no es-... y sin embargo, así seguirá abriéndose, muriendo, hinchándose y flotando, mientras duren la noche, su belleza infantil de ingeniería, su blando corazón bajo el foquillo fijo y lechoso... el gringo, el chorro de agua a precio, el aire de importación, esas hembras, el mozo, esos señores...

Mis alas
... Hace un buen rato ya que doy trabajo y vengo acostumbrándome al desuso de mi alma, a la razón del enemigo, a mis sesenta cigarrillos diarios, a las malas costumbres de mis canciones, que de algún modo siempre fueron nuestras, vos lo sabés, Guitarra Negra... Hoy reanudo en un cómico enderezo la hora de ayer parada en su nostalgia… Me hacen sufrir las alas que me puse para volar, mas grito y se alzan, gimo y me acompañan, río y baten de a dos, como que están amándose y se odian sin embargo mis dos alas... se odian, se enderezan, se hacen amigas mías para llevarme por todas partes: allá está la canción, aquí la nada... más allá el Pueblo y más acá el Amor... Pero el Pueblo está también más acá... y antes estaba allá también, detrás del Pueblo el Pueblo... Hemos viajado por todos mis caprichos y el Pueblo osando (sic) el piso, amándose con alas como las mías... odiando su destino, odiándome y amándome sin alas, con millones de pies, con manos y cabezas y lenguas... y sus mil bocas dicen: "ahora, la suerte ya está echada..."

La mariposa
La mariposa viene hacia mí en la calle, en el aire húmedo, por el aire húmedo bailando, por el aire agobiante, ominoso, bailando en el aire caliente... y yo vi que no era a mí a quien buscaba sino a la muerte... y que no buscaba la muerte también vi, porque no era mariposa de la ciudad de hierro, ni nacida para eso... sino que era mariposa nada más, en la ciudad, presa y ya muerta de antemano, fatalmente... buscando en ese bailar loco y frágil un ala, un grano, una pizca de polen en el cemento... Porque la mariposa nace y no aprende nada hasta que muere en cualquier sitio, herida de muerte por su semana justa, por su tiempo preciso, por su sorbito de vida ya bebida... Eso no es tan triste... triste es ver su cadena de huevos en el hollín, depositados junto a un río de aceite, a la sombra de las altas paredes de cemento... Su cadena de huevos de seda...

Hago falta
Hago falta... yo siento que la vida se agita nerviosa si no comparezco, si no estoy... Siento que hay un sitio para mí en la fila, que se ve ese vacío, que hay una respiración que falta, que defraudo una espera... Siento la tristeza o la ira inexpresada del compañero, el amor del que me aguarda lastimado... falta mi cara en la gráfica del Pueblo, mi voz en la consigna, en el canto, en la pasión de andar, mis piernas en la marcha, mis zapatos hollando el polvo... los ojos míos en la contemplación del mañana... mis manos en la bandera, en el martillo, en la guitarra, mi lengua en el idioma de todos, el gesto de mi cara en la honda preocupación de mis hermanos.

Exhortación y propósitos
Cómo haré para tomarte en mis adentros, guitarra, guitarra negra... Dice Enrique, mi hermano, que hay cierto perro hundido que se lame mansamente y nos lame, lamiéndose, una herida quieta allá al fondo, sentado en su escalón... Y dice más mi hermano el otro Enrique, en Praga: dice que amarte con certeza, hacerte enteramente hembra, darte lo que de vida tengan mis urgencias, será amar más y más a Jaime; amarlo, más de veras... por su alma, su propio perro mordedor bajo el garrote, el cable, el puñetazo, la bolsa de arpillera, el plantón y el insulto... la olvidada mejilla que no ponen ni él ni nadie a golpear... sino con hambre y Rita y José Luis, por Gerardo y Raúl y Rosa y Sara y Mauricio... y por todos nuestros muertos... Y he sabido, guitarra, que este otro perro que criaste, ladrador, campesino, a veces manso o vigilante, que roe su propio hueso en la penumbra y gruñe... cual casi todo perro popular, vagará por tus anchas veredas, tus milongas sangrantes... hasta morir también... tal vez un día... de soledad y rabia... de ternura... o de algún violento amor; de amor... sin duda.

(Los títulos de cada texto, así como el género al que pertenece la obra, son los de la edición de 1985. En la primera edición [1977] las partes que la componen son presentadas por su autor como "contracanciones", género particular creado por él mismo para definirlas, ante su imprecisa ubicación conceptual, musical y literaria. En esa edición los textos, cuyos fragmentos no llevan título alguno, se encuentran agrupados en 3 partes: La I incluye desde Introducción a Uruguay for export, la II es Flor show, y la III las cuatro restantes. Asimismo, la puntuación empleada es la que aparece en la misma edición de 1977, habiéndose salvado los errores evidentes, tanto ortográficos como de fidelidad del texto).
(1972-1977)



Nota que acompaña al Video.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: "Mi libertad termina donde comienza la tuya". Nota: El Laberinto del Unicornio es un blog sin ánimo de lucro que trabaja como redifusor de eventos artísticos, textos literarios y autores de Uruguay y del mundo, siempre indicando la fuente-conocida- de los textos y las imágenes publicados. En cualquier caso, si algún autor o editor quisiera renunciar a la difusión de textos suyos , o a la referencia de sus eventos que han sido publicados en este blog, por favor comunicarlo a la siguiente direción: solsandra66@gmail.com.

lunes, 1 de octubre de 2012

MIL POEMAS A MIGUEL HERNÁNDEZ


 Una gran obra con la colaboración de cientos de autores, en homenaje a Miguel Hernández , el poeta del Pueblo español. 



HOMENAJE UNIVERSAL DESDE ISLA NEGRA A MIGUEL HERNÁNDEZ
Durante 2010-2011 se han llevado a cabo en todo el mundo –a través de asociaciones, colectivos, entidades, instituciones, etc.- importantes actividades en torno al centenario del nacimiento del universal poeta oriolano. Por lo que se refiere a nuestra Fundación, a lo largo del Año Hernandiano se organizaron representaciones teatrales, conciertos, exposiciones, recitales y encuentros poéticos, conferencias, cursos de verano, animación lectora para escolares, ediciones audiovisuales y recursos multimedia, concursos y adaptación de poemas para personas con deficiencias visuales o auditivas. Además, cerca de sesenta centros educativos españoles y extranjeros trabajaron en sus clases al poeta con la colaboración de la Fundación. Sin olvidar el amplio capítulo de publicaciones relacionadas con Miguel, sus coetáneos y los poetas contemporáneos locales que fueron apareciendo durante todos los meses del año, dentro de nuestro sello editorial ‘Biblioteca Hernandiana’, o el patrocinio de un documental y varios discos compactos de otros tantos cantautores que han puesto voz a los poemas hernandianos. Y la rotulación de una aeronave de Iberia, así como la Estación Intermodal de Orihuela, con el nombre de Miguel Hernández.

En cuanto a la proyección internacional del centenario, una treintena de países –a través de universidades o centros culturales y sociales- solicitaron nuestra colaboración para homenajear al poeta a lo largo de los dos últimos años. En este sentido, la utilización de las nuevas tecnologías constituyó también una herramienta de capital importancia en el desarrollo y difusión de las múltiples actividades organizadas, como se evidencia con los millones de accesos registrados en nuestra web durante el citado periodo.
Y, dentro de esta difusión internacional de la obra hernandiana, Chile ha tenido un peso muy importante. Si en todo el país se ha tributado sentidos actos de recuerdo entrañable y homenajes vivificadores, es ahora, en 2012, dos años después de la conmemoración del primer centenario del nacimiento de Miguel Hernández, cuando ese tributo recobra nueva fuerza y sentido gracias a la iniciativa de un soñador como Alfred Asís. El reto era reunir mil poemas dedicados a quien supo, con su voz, dar esperanza a quienes no la tenían en los oscuros años de la Historia reciente, no sólo en España, Chile, Argentina, etc., sino en todos aquellos países en los que el reloj de los Derechos Humanos se paró por culpa de unos pocos. Es para nosotros un deber de gratitud y de cariño el intenso trabajo desarrollado en torno a este ambicioso y necesario proyecto en el que el resultado, siendo importante, no lo es todo, sino la unión y solidaridad de tantas personas en un único sueño. Nos sentimos muy agradecidos y conmovidos por todas las muestras de cariño y de respeto hacia Miguel Hernández. Y deseamos para Miguel Hernández lo que él mismo quiso para su amigo Ramón Sijé:


“Pueblo donde ha nacido y agonizado esta gran criatura: todos los homenajes que le hagamos se los merece. Procuremos que éstos resulten lo más duraderos y de verdad y lo menos teatrales y de relumbrón posibles. Yo sé que él aceptará los mejores y rechazará los otros: que aunque parece que a los muertos todo les da lo mismo, no es así”.


Para ello, necesitamos toda la colaboración posible, y el cariño por la admirable figura del cantor de alegrías y penas, y de esperanzas en un mundo mejor.


Aitor L. Larrabide


Director de la Fundación Cultural Miguel Hernández


Orihuela, 5 de septiembre de 2012


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------


CARTA ABIERTA A LOS POETAS QUE CONFORMAN LA ANTOLOGIA


“MIL POEMAS A MIGUEL HERNANDEZ”

Como autor, alabo la feliz idea de Alfred Asís de llevar a buen término esta Antología, y me jacto de pertenecer a este elenco de poetisas y poetas que la conforman y que, por su total interés, su voluntad y buenos deseos se ha hecho mayor y más eficaz en dar a conocer lo que vale la Poesía de Miguel Hernández, autor muy alabado, pero poco conocido hasta ahora. Hemos tenido un vasto campo donde explayarnos. Todo estuvo a nuestra disposición. El físico y la moral del Poeta nos han presentado abundancia de ideas, y esta amplitud me pone en estado de agradecer a todos los autores las bellas calidades, las honras y las glorias debidas, pues que sin vosotros y yo nunca se hubiera realizado esta bella prenda, antología, florilegio, colección de trabajos literarios y poéticos.

Al cantar, me veo obligado a un grito de alegría, a un clamor ruidoso, a un estrépito; es muy grande el campo en donde podemos enseñorearnos; y muy pequeño el campo en donde Miguel pudo enseñorearse, quien, a pesar de ser arredrado por el sistema de la arbitrariedad y la injusticia, no nos quiso privar de las nuevas glorias de la Poesía universal. La Vida de Miguel es larguísima. El, que llevó una vida de perros, animada por los crápulas que impusieron por garrote vil y tiro en la nuca el “no dejaremos un contrario a vida”, nos guía en la mí, tú, su, nuestra, vuestra, vida, en la enorme magnitud de sus poemas, que sobrenadan formando balsas y almadías.

Esta Antología “Mil Poemas A Miguel Hernández” es renuevo o tallo tierno que brota del árbol de la Vida. Y está aquí, con la gloría de haber podido dedicar al Poeta mil versos todos cuantos nos hemos dedicado a este quehacer cultural constituyendo una gran “familia literaria” sin fronteras, conociéndonos sin conocernos, unidos por el mismo latido del corazón, sin perdonar gastos ni fatigas; así lo merece el asunto. De ahí, la obligación tan esencial de agradecer a todos los participantes de traer a buen fin esta Antología, quedando con la gloria de haber traído al Poeta al camino impresionante de Vida y Poesía, el nuestro.

Estamos en un mundo que camina a su autodestrucción, y sólo la Poesía porta esa esperanza que brotó un día de los campos de Orihuela, en Alicante. Poesía, razón de nuestro ser y nuestra existencia. El lector podrá juzgar del mérito nuestro, no menos que del alto, digno y justo aprecio de Miguel; pero, feliz yo, y todos vosotros, los Poetas de la España y todos los Continentes, Poetas por excelencia y sin iguales que, en esencia, presencia y potencia dedicamos esta Antología a los pueblos de donde hemos venido y al Mundo universal.

-Daniel de Cullá


España


--------------------------------------------------------------------------------------

MIL POEMAS EN UN LIBRO DE ORO A MIGUEL HERNÁNDEZ


Por José Pablo Quevedo

Desde algunos años conozco al poeta y publicista chileno Alfred Asís, a través de nuestras inquietudes literarias, y al difundir comentarios y ensayos bajo el abundante material que nos ha sido publicado a través de Poetas del Mundo, Isla Negra, Poetas de la Tierra, CAPULI- César Vallejo y su Tierra, Sociedad de Poetas del Norte, y una serie de revistas y páginas webs de nuestra América Latina y de Europa.

Conozco de sus sueños, inquietudes y de sus utopías realizables, de su labor y la actividad de su SER, tal “rayo que no cesa”. El poeta, así tiene un único ingrediente de actualidad: estar representando a su tiempo o como expresa el filósofo alemán Hegel, el primer sistematizador moderno de la dialéctica en sus Lecciones sobre la Historia de la Filosofía, “Nadie podrá salirse verdaderamente de su tiempo, como no puede salirse de su piel”.Pero también el mismo Hegel escribe, que cada hombre es hijo de su tiempo, (Jeder Mesch ist ein Sohn seiner Zeit), además también nos explica que, “La filosofía es el tiempo contenido en el pensamiento” ( Philosophie ist Zeit in Gedanken gefasst).

"MIL POEMAS A MIGUEL HERNÁNDEZ”, será la tercera Antología que promueve Alfred Asís, un Libro de Oro para el presente y para la posteridad pensante y para los amantes de las Letras, y que se suma a las otras dos Antologías ya editadas: “Mil Poemas para Pablo Neruda” y “Mil poemas para César Vallejo”, las dos más grandes personalidades representativas de la Literatura de nuestra América.

Lo que une a muchos poetas del globo en torno a este proyecto de ofrecer sus poesías para editar el libro de Homenaje al poeta español Miguel Hernández, también es un proyecto en el cual muchos nos sentimos compenetrados y hasta convergimos totalmente con la idea, y tal vez, su realización de una u otra manera nos hemos formulado como un impulso que mueve nuestro tiempo, y como un verdadero reconocimiento a toda la creatividad y la labor hecha por este gran poeta, pues en ello hay una identificación de esa unidad indisoluble de lo que significa el hombre, el poeta, y su actividad hacia el cambio humano por un mundo mejor.

La Antología a la cual se han adherido cientos de poetas está presentada en diversos estilos, contando a autores consagrados y a otros quienes expresan su mensaje con sencillez; pero todos rodean a la persona del poeta Miguel Hernández, abrazan las ideas de su tiempo, y van en pos de un verdadero ideal de fraternidad, de hermandad y de solidaridad.


2.-La actividad repetitiva diferente para el cambio.

Regresar al río de la historia que fluye permanentemente y que cambia igualmente, es un acto regresivo (proceso en regresión) que se da en el conocimiento dialéctico de la historia y de la lógica histórica. Es además, no solamente reflejar la historia y el tiempo, sino un acto de reflexión, y más aún, de comportamiento social sensible para el cambio. La Literatura como una forma de consciencia social tiene en sí esa unidad indisoluble, pues toda la energía espiritual que impulsamos y que pasa por el cerebro humano, no sólo refleja el mundo y sus motivaciones, sino nos sirve para mejorarlo o cambiarlo.

Y esos objetivos le sirvieron a Miguel Hernández, precisamente, como brújula en su breve y humano recorrido.
El Tiempo Global, no solamente es la comunicación global en que la intelectualidad actual ha alcanzado grandes metas, sino el tiempo consciente hecho por ella misma con sus nuevas ideas de superación y con la creación de los diversos movimientos de vanguardia, a los cuales anima nuevos conceptos de renovación que han sido esbozados en manifiestos, programas y actividades prácticas.

Lo que une a diversos movimientos literarios compete a las razones de nuestro tiempo, ellas se han impregnado en la vida de diversos poetas que asumen una integridad con la palabra y la actividad práctica, frente a lo que consideran que derivará al cambio social.

Por eso, ese mismo acto reflexivo hacia el pasado, nos sirve como punto de referencia para conocer el presente, ello nos alecciona a entender los dramas y tragedias sociales que han habido en la historia universal, como son la guerras, la violencia irracional, el militarismo y el fascismo, y con nuestra acción tratar de evitar esos desenlaces de tragedias, en base a la conquista de un espíritu más universal y más humano.
A través de la vida y obra del poeta Miguel Hernández, podemos tener varios puntos de referencias para medir una y otra época, y relativizarla con el tiempo actuante .El pensamiento dialéctico es como un gran imán que atrae a su fuerza reflexiva los elementos históricos del pasado y los hace regresivos tanto en sus momentos positivos como negativos.

“El pastorcito de Orihuela” y lo que podía haber sido la vida cotidiana antes del tiempo de la República Española, también pudo tener un escenario en cualquier país del mundo llamado “tercermundista“. Ello, lo digo porque al conocer la vida del mapuche y gráfico Santos Chávez, también me di cuenta que existían bajo realidades parecidas y condiciones concretas, este modo de vida de enajenación y de explotación para la niñez; pero también la voluntad de querer superar esas formas de vida anacrónicas y establecer la vida del hombre solidario.

Para ello es necesario y nos sirve el Arte y la Literatura. Ese es el arma y la herramienta que los dos usaron. Santos Chávez llegó a conocer e ilustrar los libros de Pablo Neruda y plasmó con el viento del sur las imágenes de los personajes araucanos en sus obras con su realismo poético. Miguel Hernández, también conoció al poeta de Isla negra, y también tuvo al viento libertario como amigo en su canto, y con él compartió los mensajes para su pueblo. Y así, derivaron en este acto genial de lo que “viene del pueblo y va hacia él”, según César Vallejo.

A través de las lecturas de diversos poemas de los antologados, conozco la vida de muchos de los poetas latinoamericanos contenidos en esta Antología. Muchos de ellos han compartido en parte una suerte de existencia parecida a la de Miguel Hernández, y se forjaron en la realidad de una lucha que se continúa hasta hoy en día. Muchos de ellos, conscientes de las tareas de su tiempo saben que la historia solamente se repite, pero en calidades diferentes, y que no hay de ella una copia o calco, o se da como círculos de lo igual repetitivo o cerrada sobre hechos parecidos y para siempre.

Leyendo el contenido de los manifiestos de los movimientos de vanguardia que en estos últimos tiempos se han formado, constato estos hechos; pero también en la acción de sus actividades nos damos cuenta, las semejanzas de proyectos y de objetivos alcanzados. Hay una alta responsabilidad de los poetas frente a estos nuevos desafíos, ellos toman la posta de las generaciones pasadas para realizar las tareas globales de nuestro tiempo.
En los programas donde se esbozan las tareas globales, se nota una nueva calidad de lucha muy diferente a las anteriores; pero también se demuestra que ellos toman la posta que inició el poeta MIGUEL HERNÁNDEZ, y por eso, es el Homenaje que le entregan como ramos de flores de una renovación en esta Antología.

Aquel engendro de crueldad, de muerte, de barbarie y de guerras creados por Mussolini, Hitler y Franco con la colaboración de las capitales imperiales, es condenado. En muchos de los poemas que reúne esta Antología se condena conscientemente al fascismo y sus consecuencias.

La seudo teoría social-biológica de la “raza pura y del superhombre” es un concepto que entregó a los pueblos europeos, las desgracias de una política expansiva y beligerante de los monopolios guerreristas contra otras naciones y países, y cuyos altos costos llegaron a eliminar a más de 60 millones de vidas humanas.

Bajo las muletas postizas de la arrogancia psíquica de la “súper raza”, fue creada la coraza de la fuerza y del irracionalismo contra la fraternidad y la solidaridad humana. Una subsección histórica o trasmutación sacada de las retortas imperiales románicas y medioevales pasadas.

3.- Los nuevos molinos más gigantes que antes, pero no imposibles

El pensamiento teórico en cada época, el cual también es nuestro, es un producto histórico que en cada tiempo toma forma diferente y se manifiesta con varios contenidos.


(Nota: Traducción lineal autor. F.Engels, Anti-Dühring/ Über Kultur, Ästhetik, Literatur, Reclam Bibliothek, S. 220).

La primera aspa del molino quedó derribada y esa fue el inicio de la hazaña de Don Quijote, y aquello fue el paso al basurero de la milenaria historia medioeval, podrida de mitos pasados, mediocre en invención de sus héroes de caballería y romances, sin imaginación hacia el futuro. Lo que quedó de los cientos de novelas de caballería, fueron fulminadas por la adarga de tan brillante caballero. El basurero de la historia quedó repleto con todas esas historias que nadie ya se acuerda.

La repetición y la diferenciación contenidas dentro de la dialéctica, nos permiten entender, el porqué el movimiento no es algo estático, sino porque la realidad está en continuo proceso de desarrollo. También nos hace ver, el por qué el movimiento no es algo que se repite como un “perpetuo mobile”, sino que nos ayuda a relacionar con mayor flexibilidad, el por qué en el mismo proceso de desarrollo se dan calidades diferentes en la misma realidad histórica.

La Literatura en el tiempo global está condicionada a su tiempo, en lo que es el devenir mismo, es decir, el andar del tiempo mutante en su propia piel epocal. Pero la buena Literatura es la Literatura de vanguardia que emerge vertida del tiempo consciente, la cual trasmuta con objetivos definidos y humanos. Esa Literatura, tiende a la reflexión y al esclarecimiento con la actividad creativa del buen trabajo, del intelecto y la praxis.

El escritor y el poeta de vanguardia debe saberse medir con su tiempo, y debe de arremeterlo saltando las diversas postas de las anteriores épocas, él no debe de quedarse en uno de sus meridianos epocales, tampoco nadar a la superficie de las necesidades que las cuestiones postizas y mediocres nos exigen, sino desenvolverse en la profundidad de una corriente.

Al contrario de lo que plantean los diversos movimientos de vanguardia, descubro en mis lecturas una serie de autores noveles, pero también de algunos “experimentados” que estimulados por los premios de algunas casas editoriales, se desean ser erotistas-tardíos, pornográficos, braguetistas, poetús, acústicos, etc., pues la publicidad y los premios los atraen, y muchos de ellos se meten en este remolino para ser absorbidos en uno de los huecos negros de las competencias superficiales.

También hay otros “poetas” que siguen encerrados en su “torre de marfil”, otros que son excéntricos, otros que buscan solamente la publicidad, y otros que desde el mundo de sus vericuetos nos hablan del «L’Art pour l’ Art». Los que entienden de esa manera la relación de la poesía y el arte con la vida, no han alcanzado a comprender lo que es el objetivo de la Literatura y para qué la necesitamos en este tiempo.

Los premios son transitorios, su acción concreta hay que verla permanentemente en función de la praxis, y no en las leyes que dictan los mercados o bajo consumo, de cualquier artificio que se quiere para que alguien sea favorecido. El tiempo actual es agitado, refleja el espíritu de las clases y grupos sociales en pugna, y nos muestra las formas intelectuales de las luchas en las tendencias literarias.

El tiempo mismo nos muestra la vanguardia y la decadencia. Esta afirmación la refleja la dialéctica subjetiva de la repetición diferente, nos enseña que en cada época no hubo un Arte indiferente, sino que éste estuvo unido a los intereses o designios de los pueblos como una forma de consciencia social.

El tiempo nos impone las tareas, y no al revés de lo que se desea el poeta. El poeta es un actor de su tiempo con su obra. Y si su obra, como cualquier obra sólida y competente resiste a su tiempo, tendrá su permanencia en él.

Por eso los escritores que marchan con el tiempo, no tolerarán obras de mediocridad y de decadencia impuestas por las clases sociales, las cuales promueven la enajenación solamente. Y por eso también, ante las nuevas tareas de nuestro tiempo y ante los nuevos molinos más gigantes que antes, la literatura actual necesita de nuevos Quijotes para derribarlos.

Responder a lo que compete a nuestro tiempo, lo que es la poesía sin responder las tareas trascendentales del hombre, no es responder a nuestro tiempo. Toda afirmación a nuestro tiempo debe responderse con la función social que tiene el hombre; pues en donde el poeta se integra a un grupo social, hay una unidad entre lo que él escribe y lo que hace; en donde el poeta forja un movimiento fortalece una idea y promueve una actividad para muchos.Por eso, la poesía en el tiempo “global”, es el lenguaje de un espacio opositorio en la lucha que arma y desarma el propio verbo.

La lucha entre lo nuevo y lo viejo anima nuestro tiempo, activa los espacios del intelecto y hace el tiempo pensante de sus creadores, y nos hace ver los polos de las diferencias en un país, en un continente y en el mundo en el cual vivimos. Si no hay sensibilidad hacia los principios fundamentales de las grandes mayorías, no nos daremos cuenta de los espacios que marcan los intereses de los mismos hombres, de la clase de poetas que somos y a qué clases sociales favorecemos.

La poesía va a lo general y a lo que trasciende de su tiempo y lo sintetiza como rayo que gravita en el hombre. La palabra es el grito continuo del hombre contra cualquier subsección humana.

Los poetas también somos los parteros de un tiempo nuevo, y nuestra acción escritural, nuestra pluma, es el arma en ristre contra los que quieren determinar aún al tiempo dentro de cánones conservadores e inacabables.

La poesía es el parto más glorioso de la creación humana y, por lo tanto, la más bella de las artes.

La poesía es la Flor siempreviva, cuyo colorido y pétalos vitales se miden en la jardinería del tiempo. Cada pétalo es epocal, transitorio, pero lo mejor de su perfume se queda absoluto. Ella es silenciosa pero sensible, y la advertimos cuando hay un anuncio de cambio de una estación a otra.

Con estas palabras, van mis mejores deseos a todos los poetas participantes de esta Antología, un proyecto donde nos une la hermandad, la incondicionalidad, la solidaridad y el amor; y con la cual también queremos abrazar a Alfred Asís y su excelente iniciativa de unirnos en torno a Miguel Hernández.






Berlín, octubre de 2012



José Pablo Quevedo
Dr. de Filosofía egresado de la Universidad de Humboldt, Berlín.
Embajador del Poetas del Mundo en Berlín.
Creador de la Cita de la Poesía: Berlín- Latinoamérica.


MIL POEMAS A MIGUEL HERNÁNDEZ




Fuente: Alfred Asis

Chile.
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: "Mi libertad termina donde comienza la tuya". Nota: El Laberinto del Unicornio es un blog sin ánimo de lucro que trabaja como redifusor de eventos artísticos, textos literarios y autores de Uruguay y del mundo, siempre indicando la fuente-conocida- de los textos y las imágenes publicados. En cualquier caso, si algún autor o editor quisiera renunciar a la difusión de textos suyos , o a la referencia de sus eventos que han sido publicados en este blog, por favor comunicarlo a la siguiente direción: solsandra66@gmail.com.

pasen y vean...

Bienvenidos, experimenten, con lo que les entregamos y dejen sus comentarios, pues al fin y al cabo, ustedes ya son parte de este laberinto. Un lugar donde los artistas, las obras y el público, caminamos juntos y nos encontramos en cada rincón, siendo los actores de la cultura de este mundo...