recorrer el arte y perderse entre sus pasillos.

sorprenderse ante las nuevas propuestas y recordar los grandes valores que las fundamentan

el arte en relación con nosotros...

lunes, 2 de agosto de 2010

Nuestra mayor obra de arte.

Nuestra mayor obra de arte.




por Sandra  Gutiérrez Alvez


Muchas veces el ser humano se siente solo, vacío, piensa que la vida no tiene sentido, que el mundo va por mal camino, y se abandona a seguir  una vida sin mayores sueños que los desafío que el sistema le plantea, quizá tenga razones muy válidas para eso, pero en definitiva somos  nosotros quienes creamos nuestro destino. Muchas veces,  nos imponemos  límites, nos apresamos y no nos detenemos un segundo a diseñar nuestro destino correctamente y si lo hacemos ,  nos atamos a las reglas ya establecidas.
Pasar por sobre las reglas para el beneficio propio y el de los demás, aunque tantas veces se haya considerado loco y atrevido, siempre ha resultado muy beneficioso en toda la historia de la humanidad. Así surgieron los grandes descubrimientos. El viejo dicho de que todo está inventado, no habita en la cabeza de un creativo de mente libre y abierta. Un ejemplo de ello son los artistas de vanguardia, y en mayor manera los arquitectos, ambos impactan muchas veces por su osadía, porque revolucionan el pensamiento y los sentidos, pero luego llegan a ser aceptados hasta por los más parcos pesimistas.

La arquitectura , por el volumen que maneja quizá sea la más pretenciosa y cara de todas las artes y un gusto que no todos pueden darse pero como paradoja, es un arte que muchos podemos disfrutar de alguna manera porque se integra al paisaje urbano colectivo. 
Muchos ven a los edificios simplemente como un mero objeto utilitario donde se realiza la vida cotidiana, viviendas, centros de negocios y educativos, complejos deportivos, centros de salud, plazas, museos, aeropuertos, etc. , sin apreciar el valor artístico que ellos poseen. Otras personas, las que amamos el arte en correspondencia con la vida, lo vemos en cada obra realizada y podemos apreciar el valor de las piezas como objetos artísticos, somos sus críticos y disfrutamos o aborrecemos su presencia. Y ellas siempre nos dicen algo.

El arquitecto es un diseñador de espacios contenedores de vida. Si desea que su trabajo sea efectivo, entonces también querrá que la vida en ese espacio sea armoniosa y se desarrolle plenamente, un espacio donde  todos los sentidos dominen a la razón, y el confort los guíe, donde la utilidad,  el diseño y  la creatividad  sean una. Este diseñador  busca que el resultado de su trabajo incida en el  usuario de tal forma que sienta que cada minuto que habita ese pequeño orbe, es un momento maravilloso de su existencia.

Debe cuidarse para ello la orientación, buscando un buen  aprovechamiento de los recursos naturales en el acondicionamiento térmico y lumínico, deben tenerse en cuenta la circulación interna y el nexo con el exterior, se debe trabajar sobre el diseño visual en intercambio con el estilo urbano ya existente, también considerar los materiales en concordancia con el diseño y la estructura, se debe tomar total dominio  del sonido aislando o integrando el interior con los sonidos naturales o el ruido de la ciudad, etc., etc., etc..., y con toda la complejidad que eso representa, sin importar los costos, el artista  debe concretar  su diseño. Como verán no son pocos los aspectos a considerar, y  les estoy nombrando solamente algunos de los muchos ingredientes que tiene el arquitecto sobre la mesa, en su cocina de diseño, cuando se lanza a un proyecto. Igualmente, él no se detiene, pide ayuda y por lo general con un gran equipo lleva a cabo su proyecto. Por ello el mundo está lleno de buenas obras de genios que se atrevieron a vivir y a permanecer en el  recuerdo del colectivo .

Algunos talentosos arquitectos se han destacado por su genialidad derribando todas las barreras establecidas y han conseguido pasar a la historia por su osadía, desafiando aún las leyes físicas y mostrando que todo es posible para el hombre: y sólo querer, hace la gran diferencia.

Así deberíamos vivir cada día de nuestras vidas, derribando antiguos muros y creando nuevos códigos. Atreviéndonos a ser artistas, usando el máximo de los recursos materiales, espirituales y de relación, que estén a nuestro alcance, para construir nuestra obra. Sin límites establecidos más que el derecho de los demás, sin ahorrar en tiempo, porque el tiempo pasa y no vuelve, equilibrando nuestra economía para que podamos invertir en los materiales adecuados al edificio, adaptándonos al medio, siendo útiles a los demás e integrándolos a nuestras vidas,  dándole mucho color  usando la paleta sin restricciones  para que podamos mostrar todas las facetas que poseemos como artistas. Buscando siempre brillar por nuestra belleza interna, para que cuando el edificio esté en uso todo el que pase por nuestras vidas sienta que ha sido  una maravillosa  experiencia, porque la vida es nuestra mayor obra.

Un  hombre  que se ha destacado magníficamente en el arte de la arquitectura es Frank Owen Gehry, un arquitecto norteamericano, que en cada obra pone de manifiesto el esplendor de su arte, un arte donde el hombre habita y se desarrolla siendo parte de él cada día.  Este exponente decontrustivista, maneja planos de hormigón y acero como si fueran hojas de papel, con los que diseña la maravilla de su obra. 
Su vida, ha tenido desafíos y seguramente su obra aún más, pero el resultado ha sido magnífico. Sin dudas para llegar a ello ha dedicado años de investigación y trabajo arduo. Pero la magnificencia de los resultados , lo dicen todo. Te invito a una visita virtual al  MUSEO GUGGENHEIM- de BILBAO, seguramente coincidirás conmigo en que el momento del diseño,  los límites no estaban en su cabeza y que su obra, una genialidad, es el resultado de su libertad espiritual.
MUSEO GUGGENHEIM- BILBAO

Nosotros,  que tenemos obras mucho menos pretenciosas que ésta, deberíamos tener como desafío poder culminarlas, o por lo menos que cuando nos llegue el momento de partir hayamos dejado completas, de la mejor manera, algunas de las etapas.

Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) 
La creatividad implica eso, crear desde la nada, inventar a cada segundo, empleando los conocimientos, emulando a los genios pero sin copiarles, usando la razón y los sentidos en forma equilibrada, sabiendo que en el momento sublime de la creación de una obra  nosotros siempre seremos nuestros mejores maestros. 

Sandra Gutiérrez Alvez



Bailando, torres de oficinas - edificio de Gehry N º 2 -
Media Harbour Düsseldorf / Renania del Norte-Westfalia,
 Alemania.
http://www.flickr.com/photos/dickmann/1566542139/
Biografía

En  la biofrafía de  Gehry   están sus códigos de vida, sus estudios y proyectos, espero la disfruten y pueda servirles, como a mi, para sacar sus conclusiones sobre el arte de la vida. 

Frank Owen Gehry 

(fuente biográfica Andres Pineva VillaVizar,www.arqhys.com )
Nació en Toronto, Ontario, Canadá en 1929 pero adoptó más tarde la nacionalidad norteamericana. Se graduó en 1954 de sus estudios de arquitectura y comenzó a trabajar en el estudio de Victor Gruen y Asociados en Los Ángeles. Fue a servicio militar durante un año y a su regreso fue admitido en la Escuela de Diseño de la Universidad de Harvard para estudiar urbanismo.

Estudió también en la universidad de Southern, antes de que estableciera su primera firma, Frank O. Gehry y Asociados en 1963. En 1979 esta firma fue fusionada y se convirtió en Gehry & Krueger Inc.

 Con los años, Gehry se ha movido lejos de una práctica comercial convencional dirigiendo su trabajo a un taller artístico dirigido. Su estilo arquitectónico deconstructivo comenzó a emerger en los últimos años 70 en que Gehry, dirigido por una visión personal de la arquitectura, creaba composiciones collage con los materiales encontrados. En vez de crear edificios, Gehry crea pedazos de escultura funcional. La arquitectura de Gehry ha experimentado una evolución marcada desde sus primeros trabajos en concreto retorcido hasta el chapeado y metal acanalado de sus trabajos más recientes. Su estilo es impactante, realizado frecuentemente con materiales inacabados. En un mismo edificio incorpora varias formas geométricas simples, que crean una corriente visual entre ellas. Sin embargo, los trabajos conservan una estética deconstructiva que ajusta bien con la cultura cada vez más desunida a la cual pertenecen.

En las comisiones públicas a gran escala, desde que se convirtió en un estético deconstructivo, Gehry ha explorado los temas de la arquitectura clásica. En estos trabajos él combina las composiciones formales con una estética estallada. Más recientemente posible, Gehry ha combinado formas curvadas con formaciones deconstructivas complejas, alcanzando nuevos resultados significativos. Es uno de los arquitectos contemporáneos que considera que la arquitectura es un arte, en el sentido de que una vez terminado un edificio, éste debe ser una obra de arte, como si fuese una escultura. El ha ido trabajando en sus sucesivos proyectos de esta manera, sin abandonar otros aspectos primordiales de la arquitectura, como la funcionalidad del edifico o la integración de éste en el entorno. En reconocimiento a su incansable labor, Gehry recibió en 1989 el prestigioso premio de arquitectura Pritzker, comparable con el premio Nobel.


Algunas de sus obras más importantes son: 

·Casa Frank Gehry (California)

·Museo Guggenheim de Bilbao, Bilbao, España.

·Hotel Marqués de Riscal, Elciego, España

·Casa Danzante, Praga, República Checa.

·Edificio del Banco DG, Berlín, Alemania.

·Centro de Exposiciones, Columbia, Maryland, EE.UU.

·Centro Maggie's Dundee, Dundee, Escocia.

·Torre Gehry, Hannover, Alemania.

·Sala de Conciertos Walt Disney, Los Ángeles, EE.UU. 




2 comentarios:

Danilo Gatti dijo...

wow! realmente me has abierto la cabeza
pense que el post seria sobre algo metaforico, relacionado a que nuestra mayo obra es el amor o la vida en si.
pero nada supera al arte, porque el arte es amor, pasion y humanidad puestos sobre la mesa, para la posteridad, para expresarnos. un verdadero legado de audacia, desafio a los limites y creatividad para generaciones posteriores.

El Dosmilypico dijo...

Buen recorrido nos ofreces. El arte, dicen quienes lo saben, eleva al hombre a la categoría superior y hay quién no lo sabe o no puede conocerlo e interpretarlo.

Saludos.

pasen y vean...

Bienvenidos, experimenten, con lo que les entregamos y dejen sus comentarios, pues al fin y al cabo, ustedes ya son parte de este laberinto. Un lugar donde los artistas, las obras y el público, caminamos juntos y nos encontramos en cada rincón, siendo los actores de la cultura de este mundo...